Análisis Críticas Noticias

Balance la primera parte de la quinta temporada de ‘This is us’

This is us’, la serie creada por Dan Fogelman’ volvió a las pantallas americanas el 27 de octubre de 2020 para emitir el pasado 17 de noviembre su último capítulo de 2020, ya que la serie para su emisión durante unas semanas.

El regreso de la serie, con doble capi de estreno, fue notable pues fueron capaces de aunar en un mismo capítulo: la crisis del coronavirus y los problemas de la comunidad afroamericana en Estados Unidos.

Pero sobre todo, por el acierto al ir cociendo a fuego lento y de forma muy acertada: el acercamiento entre Randall y Kevin. Y es que en ese doble capi de estreno, decidieron tratarlo de forma realista. Y es que era imposible que tras esa gran pelea entre ellos, en la que Randall- cada vez más odioso en su papel de héroe de la familia, reprocha a Kevin su conducta y lo considera la gran vergüenza de la familia lo que llevó a Kevin, de forma airada e impulsiva, soltar que el peor de su vida no fue cuando murió Jack- el patriarca de los Pearson– sino cuando sus padres trajeron a Randall a casa.

Desde ese final de temporada, los fieles espectadores ansiamos ver el primer encuentro entre ellos. Y éste no tarda en producirse. Cuando Kate y Kevin no dan con el paradero de Rebecca, que ha dio a pasar con ellos 2 el cumpleaños familiar, Randall se presenta en casa. La escena podría haber acabado en una pelea, pero termina con un pequeño avance entre ellos. Y es que es Kevin, el que rompe el hielo y la frialdad del encuentro y le revela a su hermano que van a ser padre de un niño y una niña. Y le pide consejo ya que Randall tiene experiencia. No es una reconciliación, pero es un primer paso. Pero ambos, tienen que sentarse a hablar porque su tirantez y problemas no son de ahora sino que arrancan desde temporadas atrás. Y es que esos problemas se han ido agudizando por los caracteres tan diferentes de ambos.

Mientras Kevin es siempre un mete patas, cariñoso y simpático, Randall ha ido evolucionado hacia un tipo cada vez más perfeccionista que quiere ser el héroe de la familia llegando a recriminar a los suyos lo egoístas que son, olvidándose que él es el primer egoísta ya que cuando él lo ha necesitado, Kevin siempre ha estado ahí. Y también está siendo Kevin, el único de los dos, que le interesa saber qué quiere y desea hacer su madre para combatir su enfermedad. Él trata de de escucharla y es que aunque desea que se salve, sabe que ella es la que tiene la última palabra. Algo que lamentablemente, Randall no ha tenido en cuenta hasta ahora.

¿Cómo podrá solucionarse la enemistad entre estos dos? Tal vez, el empeoramiento de la enfermedad de Rebecca haga ver a Randall que debe tener en cuenta la opinión de su madre, como está haciendo Kevin desde que el problema empezó, o tal vez tenga que pasarle algo gordo a Kevin o a Kate, para que ambos acerquen posiciones.

Pero a priori, pinta interesante porque se está cociendo a fuego lento: sin prisa pero sin pausa. y es que aunque están enfadados, ninguno de los dos deja de pensar el uno en el otro. Y es que no han dejado de quererse y de verse como familia. pero ambos son muy cabezotas como para dar su brazo a torcer. Aunque de momento, ha sido Kevin quien dio el primer paso para un acercamiento.

La otra patata caliente de estos cuatro capítulos ha tenido como protagonista a Kate y su matrimonio con Toby. Una de las cosas que me estaban decepcionando de las dos últimas temporadas era la falta de implicación de Kate en los problemas familiares. Y es que daba la impresión de que todo el peso recaía en Randall parta lidiar con todo. Pero esta temporada, las guionistas han recuperado la conexión de Kevin y Kate, los han vuelto a unir. Y nos han regalado escenas como la de Kate emocionada sabiendo que va a tener un sobrino. Y la de Kate por fin mediando entre Randall y Kevin.

Si en la temporada anterior, Kate se posicionó en favor de Randall, ocultándole ambos a Kevin la enfermedad de Rebecca e incluso apoyando a Randall en ignorar los deseos de Rebecca. Esta vez Kate ha sido neutral. Y es que no se ha posicionado a favor de ninguno de los dos. Y es que ya va siendo hora de que Kate se involucrase de nuevo y no dejase todas las responsabilidades en Randall e incluso que se atreviera, de forma un poco torpe, de hablar con Randall sobre los conflictos raciales que se ven cada día en televisión.

Y es esa conversación entre los dos hermanos, la que se nos clava como un puñal en el corazón al recordarnos Randall que todos, americanos, españoles y de otras naciones, hemos estado ciegos y hemos ignorado a un problema que se enfrentan cada día millares y millares de personas por tener un color d e piel diferente al nuestro.

THIS IS US — «Strangers: Part Two» Episode 418 — Pictured: (l-r) Chris Sullivan as Toby, Baby Jack, Chrissy Metz as Kate — (Photo by: Ron Batzdorff/NBC/NBCU Photo Bank via Getty Images)

La otra trama de Kate de esta temporada está centrada en su matrimonio con Toby. Y es que ambos tras superar la crisis a la que se enfrentaron tras el nacimiento del pequeño Jack, quieren aumentar la familia y para ello han contactado con una joven que está a punto de dar a luz y que quiere entregar a su hijo en adopción. Esta trama sirve para presentar el segundo gran plot twist de la temporada y es que descubrimos que Kate quedó embarazada de aquel novio que nos introdujeron en la temporada 4. La relación entre ambos fue una relación tóxica y al poco de romper Kate descubrió su embarazo.

Y la duda ahora es ¿abortó? ¿lo entregó en adopción?. Cuesta creer que Kate haya sido capaz de abortar y de entregar un hijo en adopción y que hasta ahora no lo haya mencionado o contactase con él. Y es que parece que esta trama está un poco de fuera de la personalidad de Kate. Y también me genera dudas acerca de si Rebecca llegó a saberlo o no. Me cuesta creer que Rebecca sabiéndolo no apoyase a su hija o no la aconsejase sobre qué hacer al respecto. Y es que habrá que esperar al regreso de ‘This is us’ en enero para saber cómo solucionan los guionistas esta patata caliente.

La trama de Kevin está centrada en su incipiente relación amorosa con Adison. Al final de la temporada pasada descubrimos que Adison era la madre de los gemelos que veíamos en el flashforward de la muerte de Rebecca. La relación entre ambos ha sido algo apresurada y ahora los guionistas están tratando de construir la relación entre ellos dos. Y es que priori parecer que va a empezar a surgir una historia de amor con Adison. Pero a mí, personalmente, me cuesta verlos como pareja amorosa ya que la historia de Kevin y Sophie, una de las grandes historias de amor de ‘This is us’ sigue ahí presente y los guionistas siempre nos traen de vuelta a Sophie a la vida de Kevin.

Y para ser sinceros, Kevin y Sophie tenían mucha química. aunque me está agradando lo que están construyendo entre Kevin y Adison. Y es que vemos que Kevin confía en ella, le está abriendo sus sentimientos y le cuenta sus problemas, como la mala relación que tiene ahora con Randall. Y gracias al embarazo de Adsion, Kevin está madurando como persona y a involucrarse con los demás. No sé si acabarán juntos, pero de momento la conexión que tienen de amistad puede dar paso a algo más.

THIS IS US — «Clooney» Episode 212 — Pictured: Sterling K. Brown as Randall — (Photo by: Ron Batzdorff/NBC)

Y por último figura Randall. El hermano que siempre había sido el favorito de la audiencia y que está empezando a dejar de serlo. Y es que ha ido derivando hacia un tipo cada vez más egoísta, capaz de culpar a sus hermanos de su propio fracaso personal y de no escuchar las opiniones de los demás en lo referente al tratamiento de Rebecca. Y es que como se vio en el final de la temporada pasada, Randall quiere ser el héroe de la familia, quiere salvarlos a todos y eso es humanamente imposible.

Su trama esta temporada va enfrascada en tratar su problema de ansiedad para lo cual decide cambiar la psiquiatra que le recomendó su adorable esposa: Beth, por otro de color. y es que parecía que ese podía ser el escenario para reencontrarse con su madre biológica, pero nada más lejos de la realidad. Y mientras, su relación con Beth está mejor que nunca y es ella: quien le da los mejores consejos y la que mejor entiende que las cosas pueden ir mejor o peor pero ellos dos son siempre la constante del uno y del otro.

Pero si algo va a caracterizar la trama de Randall esta temporada es el regreso de su madre biológica, que está viva y él lo desconoce. Esta nuevo y desconcertante giro de guión me parece muy manido y por primera vez mal encaminado. ¿Cómo van a justificar que estando viva Laurel en ningún momento se pusiese en contacto con William o que sabiendo que su hijo estaba vivo no tratase dar con su paradero?.

Me resulta todo un sin sentido. Y eso que el cliffhanger del final del 5×01 en que descubrimos que Laurel sobrevivió es grandioso y nos deja a todos con la boca abierta. Pero en cuanto pasa el shock inicial y analizas todos los detalles se cae el castillo de naipes en que descansa toda la trama. No sé que inventarán para justificar que Laurel no se pusiese en contacto con un destrozado William y que no buscase con ahínco a su hijo.

Por desgracia habrá que esperar hasta el 5 de enero de 2021 para saber cómo evoluciona todo. Aunque a priori, la trama de Randall y su madre biológica tiene visos de ser uno de los peores giros de guión de la serie.

Deja un comentario