Noticias

‘El amor en los tiempos del Covid’, en ‘Comando actualidad’

‘Comando Actualidad’ analiza cómo la pandemia ha cambiado nuestra manera de relacionarnos y si lo ha hecho para siempre. La soledad en un parto, la falta de amigos en una boda, la ausencia de familiares en un funeral, el riesgo de comenzar nuevas relaciones, la frustración de no poder reunirnos con la persona amada, el miedo a intimar con desconocidos… son algunas de las situaciones que se abordarán.

La pequeña June acaba de nacer. Derrama sus primeras lágrimas ante la sola presencia de sus padres en el hospital. Sus abuelos, tíos y primos viven en China y por la alerta sanitaria mundial no han podido venir a recibirla. Nacer en una pandemia conlleva muchos riesgos. Las exhalaciones de su madre y todos los esfuerzos por alumbrarla han sido con mascarilla. Si la progenitora hubiera dado positivo, el personal médico hubiera tenido que llevar equipos de protección individual reglamentarios. Ninguna pandemia puede frenar la vida que viene. El primer contacto con los parientes será a través de una pantalla.

Lo llaman el virus de la soledad. El miedo al contagio y las leyes nos obligan a aislarnos. Las personas que están solas y necesitan conocer gente nueva lo tienen que hacer a través de aplicaciones, cuyas visitas han crecido en un 50%.  Aunque sólo sea para charlar o divertirse. A sus 51 años, Rosa, se ha sentido sola durante el confinamiento y ha decidido apuntarse a una aplicación para ligar y buscar compañía. Es la segunda vez que queda con Joaquín. No dejan de mirarse y hablar. Quizá en otro momento hubieran dado un paso más. Ahora sólo pasear con distancia y mascarilla.

Esther no sólo no da un paso adelante, sino que lo ha dado hacia atrás. Acaba de posponer su boda por segunda vez. Asegura que el día más importante de su vida no puede celebrarlo sin cóctel, ni baile, ni gente, ni abrazos. Ya tiene terminado el traje, pero lo ha colgado en el armario hasta el 29 de mayo a ver si entonces puede dar el sí quiero. Pero cada cambio de fecha las bodas cuestan un 20% más. “Habrá quien de tanto posponer la boda decida no casarse”, asegura.

Erundino y María Isabel quisieran casarse también, pero llevan más de seis meses sin verse. Desde que saltó la alarma mundial. Desde que el virus les obligó a verse sólo por teléfono y se prohibieron los viajes no esenciales. Ella desde Colombia. Él desde España. Algunas fronteras siguen cerradas o se necesitan trámites que van más lentos que de costumbre. “El amor no es turismo” es el nombre de la campaña que han iniciado las parejas que se encuentran en distintos países para que los 180 consulados españoles agilicen los trámites.

Mientras tanto, se siguen sumando vidas a los 40.000 muertos en nuestro país. También en eso ha influido el virus, en la manera de morir. Cuando el fallecido es por Covid, los enterradores precintan y desinfectan la caja y se ponen los guantes. Algunos familiares, máximo 15, se acercan a despedir a sus seres queridos “Aquí hemos llegado a enterrar diariamente a 25 personas sin un solo miembro de la familia delante. Nosotros también lo pasamos mal”, aseguran los enterradores. Algunos de los sectores a los que les ha aumentado el trabajo son los marmolistas y las incineradoras, un 60%. “¿Qué es lo peor de morir en estos tiempos? Que te vas solo”.

Deja un comentario