Entrevistas Exclusivas Noticias

Entrevista a Joan Garrido: «Ahora que lo he vivido, puedo decir que lo entiendo» (Exclusiva)

Joan Garrido se dio a conocer como concursante en ‘Operación Triunfo 2018’. El cantante, nacido en Palma de Mallorca, se describía en la presentación de su paso por el programa como un chico “con un rollo diferente”, siendo sus dos pasiones el deporte y la música.

En esta entrevista, Joan y yo comenzamos hablando de su segundo single, ‘Simplemente tú’, y de cómo le ha afectado el confinamiento tanto en lo profesional como en lo personal. Y, además de repasar su paso por OT 2018, la entrevista va enfocada a conocer al Joan Garrido más personal, descubriendo anécdotas y situaciones que hasta el momento no había contado y que, desde luego, son muy curiosas.

El pasado 21 de febrero, estrenaste tu segundo single, ‘Simplemente tú’. ¿Cuál es el mensaje que envía la canción?

El mensaje principal de la canción va sobre que cada persona tiene su belleza natural y que cada uno es especial por lo que tiene. Muchas veces, desde el exterior nos intentan vender lo que es la belleza y cómo tendría que ser cada uno y, al final, te olvidas un poco que tienes una esencia personal que es lo que te hace especial y tienes que valorarte tú primero de todo. Y la persona que quiere estar contigo, a tu lado, va a querer que seas lo que eres tú y no a quien te quieras parecer.

En el single podemos ver que las frases van dirigidas a un ‘tú’. ¿La canción se la has dedicado a alguien en particular?

La canción va dedicada a mi pareja. El mensaje que transmito en la canción es uno que también llevaba tiempo transmitiéndole a ella. ¿Y qué mejor que con una canción para enviar un mensaje a alguien? Una vez que estaba escribiendo la canción, me di cuenta de que podía ser transferible a cualquier persona, incluso a mí mismo. Creo que es una cosa que le pasa a mucha gente y es una buena reflexión. Te das cuenta de que es un mensaje muy apropiado en los tiempos que corren, en un momento en el que estamos obteniendo información todo el día de grandes empresas que trabajan el tema de la imagen y estamos todo el día comparándonos, con las redes sociales y viendo a influencers y modelos. Entonces, quieras o no, eso te influye un poco en la vida.

‘Simplemente tú’ es un tema pop con influencias anglosajonas y americanas, ¿es este el género con el que te sientes más cómodo?

Bueno, es lo que me salió en ese momento. Siempre digo que mis referencias son mayoritariamente americanas e inglesas, por el tipo de música que llevo escuchando toda mi vida y me han puesto mis padres siempre, ya que ellos son músicos. Y claro, estando en España, y habiendo escuchado canciones en español que me gustan mucho, es como que quiero hacer una fusión de las dos cosas.

Ahora mismo, estoy en fase de experimentación. No me veo con un estilo consolidado todavía, estoy probando para ver qué me gusta más a mí, antes que cualquier cosa, y con lo que me siento más cómodo y más disfruto. De momento, estoy contento con el resultado, pero sigo en esa fase de experimentación, de encontrar mi sello y marca, que creo que es lo que al final es lo que hace que uno esté contento con lo que realiza.

Por lo tanto, ¿has pensado en la posibilidad de abarcar otros géneros alguna vez?

Claro. Lo bueno que tiene la música es que tiene un campo enorme, con muchísimos géneros, y se crean fusiones que, de repente, se convierten en bombazos como el de Rosalía, por poner un ejemplo claro. Tiene esa característica que es muy exprimible, puedes sacar muchas cosas de la música. No veo el limitarme únicamente a un solo estilo o a hacer un tipo de música concreto. A mí me gusta la música y me gusta experimentar, y pienso que pueden salir cosas muy interesantes a partir de esa experimentación.

En las próximas semanas tenías prevista tu primera gira de conciertos en acústico, que supongo que se ha visto afectada por el coronavirus. ¿Tienes pensado retomarlo en cuanto todo esto pase?

Ahora está complicado el asunto, porque ya habíamos mirado fechas y ciudades, pero está todo alocado. Todo se pospone y, ahora mismo, no se sabe qué va a pasar. Pero, en cuanto se pueda, me pondré en funcionamiento a mirar. La idea era hacer una gira de conciertos en acústico, como primera toma de contacto con la gente. Y, a parte, me hubiera gustado que hubiese salido alguna canción más antes de empezar para poder tener más repertorio propio y, además, hacer canciones que fueran inéditas y no hubieran salido todavía al mundo. Así que, ahora, estoy pendiente de ver cómo funciona esto, de la disponibilidad de las salas, etcétera. Es complicado por la situación que estamos viviendo ahora mismo, y nuestro sector es uno de los que más se va a ver afectado. Porque hasta el momento en el que mucha gente se pueda volver a juntar en un mismo espacio, va a pasar mucho tiempo. Entonces, estamos a la expectativa de ver qué sucede.

¿Y has podido seguir trabajando en tus canciones durante el confinamiento?

Por supuesto que he seguido trabajando en mis canciones. Ahora, si tenemos algo, es tiempo para invertir en muchas cosas y, de hecho, me ha venido genial porque estoy en Mallorca, hace buen tiempo, se está bien dentro de lo que cabe… Y eso hace que te llegue la inspiración. Y sí, estoy trabajando con las canciones que tenía ya antes, les estoy dando vueltas… Eso que te pones a repasar y siempre sale alguna cosa nueva. Y, también, creando canciones nuevas. Al final, un músico tiene sus canciones y es en lo que tiene que trabajar, mayoritariamente. Así que sigo con el proceso de creación. Algunas más malas, algunas más buenas, algunas con las que me inspiro más y otras que menos… Pero, como tengo tiempo, me lo puedo tomar con calma y todo fluye mejor.

¿Y cómo te ha afectado personalmente esta situación tan insólita?

Me está ayudando mucho a pensar. Lo veo como un momento que no volveré a vivir, o sí… Eso no se sabe nunca. Pero es un momento en el que te paras a pensar en cosas que, a lo mejor, no pensabas antes. Te paras a ver cómo ha sido tu vida hasta ahora, qué ritmo de vida estabas llevando y creo que, vamos tan acelerados en nuestro día a día, que no tenemos habitualmente esos parones para asimilar. Y, sobretodo, por estas nuevas experiencias que he tenido yo últimamente, es algo que uno no tiene tiempo para asimilarlo, porque pasa todo muy rápido. Así que es un buen momento para pensar en uno mismo, para ver lo que quiero a partir de ahora, y pensar en qué voy a hacer después de todo esto. Un momento para disfrutar de estar en familia, porque yo llevaba 7 años viviendo fuera de casa, y ahora he tenido esa oportunidad. Tengo la sensación de haber vuelto a mi vida anterior, a cuando vivía aquí y estaba con ellos todo el día en casa, y no solo para 3 días y me tenía que volver a ir. Es como que mi vida se ha calmado, y tengo tiempo de pensar en mí, en mis cosas, en lo que quiero, en lo que haya hecho antes que no me haya gustado… Lo veo como un momento de reflexión, de estar con uno mismo. Te das cuenta de cosas que, a lo mejor, no te dabas cuenta en tu día a día y, si no hubiera pasado esto, no me hubiese dado cuenta.

¿Qué valoración haces, tanto de los aspectos positivos y negativos, de tu paso por Operación Triunfo?

Todo tiene su parte buena y su parte mala. La parte buena, que es con la que mayoritariamente me quedo, es el haber podido vivir esta experiencia, que tiempo atrás me lo hubieras dicho y no me lo hubiera creído. Era como algo inverosímil. Eso y, además el haber conocido a tanta gente, haberme abierto puertas y nuevos caminos, y también aprendes muchísimo al subirte al escenario y hablar en público y delante de las cámaras. Las palabras que lo define en positivo, creo yo, es aprendizaje y experiencia.

Además de todo esto, también tiene otras cosas que no son tan positivas. Por ejemplo, vivir situaciones en las que no estás cómodo o no te gustan mucho, o la sensación de frustración, a veces, cuando las cosas no te salen como esperas o quieres. Siempre que pones empeño en algo, quieres que eso salga bien y funcione, y muchas veces eso no pasa, y eso te genera cierta ansiedad. Pero, siempre lo dicen, el que triunfa es porque se la ha pegado muchas veces. Es un proceso difícil el entrar en este mundo tan competitivo y con tanta gente, gente que sabe cómo funciona mejor que tú. Eres nuevo en todo esto, tú intentas abrirte camino y, a lo mejor, te vas dando de hostias por novato. Entonces, uno intenta hacer las cosas bien, intenta escuchar… Pero, a la vez, tampoco hacer muchísimo caso. Es complicado todo el proceso; pero, al final, es como un juego, tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, pero uno se lo tiene que tomar con filosofía.

¿Cómo fue la etapa posterior al concurso?, ¿te supuso algún choque emocional?

Ahora, desde la posición donde estoy, creo que sí. Pero no era consciente en aquel momento. Era como estar en un globo. Es decir, te pasa algo tan heavy de repente, y te empiezan a pasar tantas cosas que nunca te habían pasado y tampoco imaginabas que te podían pasar… Que tu cerebro entra en un estado de Babia. O sea, de estar haciendo las cosas, pero no entender muy bien el porqué. Pero, ahora mismo, si me puedo parar a pensar en todo, y analizo por todo lo que he pasado y las vivencias que he tenido. Y creo que cualquier persona que tenga un cambio tan drástico en su vida, psicológicamente nadie, o muy poca gente, está preparado. Es difícil que uno controle todo lo que está pasando. Aunque creo que, por mi parte, lo llevé mejor de lo que pensaba. Al final, tengo salud mental, sigo haciendo mis cosas y no se me ha subido a la cabeza. No he dejado de hacer nada en comparación con la persona que entró en OT, soy exactamente el mismo. Y por esa parte estoy muy orgulloso. Aunque eso tampoco quita que yo haya tenido altibajos y haya pasado por muchas fases, inconscientemente. No lo sabía, pero, ahora que ya ha pasado el tiempo y lo tienes todo más asimilado, entiendes el porqué pasaba esto e iba relacionando.

¿Cómo ha cambiado tu vida personal después de tu paso por OT?

Antes, yo decía: “no entiendo el porqué a la gente se le sube a la cabeza la fama”. Ahora que lo he vivido, puedo decir que lo entiendo. Entiendo que, de repente, tu vida puede cambiar tanto, que puedas incluso olvidarte de quién eras. Es así de fuerte. Tienes que vivirlo para entenderlo o creerlo. Porque te das cuenta de que la gente te empieza a ver diferente de cómo te había visto siempre. Entonces, tú, fácilmente, puedes olvidarte de quién eras, si no tienes a alguien que te lo vaya recordando constantemente. Tienes privilegios, puedes acceder a cosas que antes no podías… De repente, se te abre un abanico de cosas que son muy buenas, y que pueden hacer que uno se pierda en esas cosas. Pero yo, en todo momento, he estado con mi gente, con la que he estado siempre antes de OT y en la que confío, y creo que eso ha sido lo más esencial para que yo no me olvide de cómo he sido siempre; hacerme caso a mi mismo antes que a los demás, y no olvidarme de dónde vengo ni de quién soy. Al principio sí era un poco más loco todo, estábamos en auge y, fuera donde fuera, me reconocían por todos lados; si iba a un restaurante, a un bar, por la calle… Me pedían fotos. Siempre había alguien que me reconocía. Es una situación loca, que puede hacer que uno se meta en un personaje que se ha creado a través de un programa de televisión.

¿Cómo es el Joan Garrido más personal y qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

Soy mucho de estar con mis amigos. Me gusta mucho irme con ellos a tomar algo, salir de fiesta… Estar en contacto con ellos. Soy un cachondo mental y no me suelo llevar mal con nadie. También, llevo una vida muy sana, dentro de lo que cabe, con alguna copita que otra (entre risas). Pero me veo una persona muy sana y risueña, que le gusta divertirse, que practica mucho deporte y le gusta la aventura. También, me gusta mucho la música. La vivo, la busco y la disfruto, voy a bares y a conciertos a escucharla. En definitiva, me gusta disfrutar de todo lo que hago, y soy muy perfeccionista con las cosas. Y eso, a veces, me limita. Es algo que estoy aprendiendo de mí mismo, haciendo un poco de introspección. Me ha venido bien para algunas cosas, pero no tanto para otras. Siempre he dicho que si no era perfecto algo, no lo hacía. Y vale más hacerlo y que no sea perfecto, a no hacerlo. Pero cuando haces algo y estás seguro de ello, sabes que está bien hecho.

¿Y qué podrías explicar de ti que sorprendiera, que la gente no esperaría?

Seguramente, algo que no pueda contar (entre risas). En realidad, todo el mundo tiene un lado loco. Siempre he sido yo quien montaba los planes con todos mis colegas. Les reunía a todos y siempre era yo el que daba ideas de ir a un sitio u otro. Siempre he tenido mucha iniciativa de explorar y hacer cosas. Cambio mucho cuando estoy en confianza a cuando estoy con alguien que no conozco. Me cuesta abrirme, al principio soy un poco introvertido. Y eso le pasa a mucha gente.

Pero, por ejemplo, contigo ya tengo un vínculo y eso me hace ser más yo. Pero ves una entrevista con alguien que no he visto en mi vida y, a lo mejor, me cuesta un poco más, porque no tengo ese vínculo o cercanía, esa tranquilidad. Y pienso que la gente a la persona que ha conocido en OT y en las redes, tiene que ver un poco más con el Joan introvertido, que no con el Joan que está en su salsa. Al final, creo que la gente que me acaba conociendo más, se lleva una sorpresa… Espero que para bien.

¿Con qué compañero o compañera de tu edición mantienes más relación?

A día de hoy, con Miki y Dave, sobretodo. Los tres somos unos cachondos mentales y estamos todo el día contándonos chistes, juegos de palabras… Bueno, nos van más las tonterías que otra cosa. También, nos vamos preguntando por nuestras cosas, qué tal nos va, el tema de la música… Un poco de todo. Pero en verdad, con todos tengo relación. Tenemos un grupo de WhatsApp y estamos hablando todos por ahí todo el día. Pero, como te decía, Dave y Miki son con los que más hablo.

¿Y te gustaría sacar alguna canción con alguno de tus compañeros?

Sí, por supuesto. Me daría igual con quien, me gusta cómo cantan y el estilo de todos, y se podrían mezclar perfectamente un estilo con otro, y saldría una canción guay. Tengo un vínculo con ellos súper especial, y con cualquiera de ellos me gustaría hacer una canción.

Además de darte a conocer en OT musicalmente, tu físico también ha despertado pasiones. En concreto, muchas chicas y chicos te llaman “el culo de España”, ¿cómo te sientes al respecto?

Es algo que no lo he buscado (entre risas). Soy una persona que le gusta estar en forma. Más que el físico, busco tener salud y, como te he dicho, estar en forma. Como he sido deportista siempre, es como que ya no puedo vivir sin la actividad física. Y estar ejercitando la musculatura y que la gente, después, te lo reconozca, creo que es un buen piropo. Si me llamaran “las orejas de España”, diría: mierda. Pero que me llamen “el culo de España”, no está nada mal.

¿Cuál es la situación más vergonzosa por la que has pasado en tu vida?

Te voy a contar una que jamás he contado. Mi pareja es diabética y, por lo tanto, tiene una discapacidad, y te dan un carnet que demuestra que lo padeces. Y un día que iba con prisas, no me daba tiempo de comprar un billete de tren, y ella tiene uno que no paga nada, y le pedí que me lo dejara porque tenía que ir volando a Plaça Catalunya, en Barcelona. Fui con el tren y, cuando llegué, me encontré al revisor donde están las puertas, y no me podía colar de ninguna de las maneras. Mi chica siempre me decía que si me preguntaban, dijera que tengo un 33% de discapacidad y que por eso llevaba el carnet, pero el comprobante lo tenía en casa porque mi madre me estaba arreglando el papeleo. Y, cuando me tocó, me preguntó si tenía alguna discapacidad, a lo que le respondí que sí. Pero me preguntó por el comprobante, y le conté toda la historia que te acabo de explicar, pero el hombre no me creyó y me dijo que me ponía la multa y que después, para anularla, trajera el comprobante a la oficina de policía. Y yo, desesperado por salir de esa, se me ocurrió decir: “¡Es que tengo un 66% de discapacidad y usted me tiene aquí detenido, cuando me tengo que ir…!”. Y, ahí se acabó la fiesta. Así que me fui a mi casa tal cual había llegado. Me pusieron una multa y tuve que ir a pagarla, al momento porque pagas la mitad. Eso fue el karma instantáneo, así que no hay que mentir. Pocas veces miento en mi vida, y las pocas veces que miento, me salen fatal.

¿Y podrías explicar alguna anécdota que te haya pasado con algún profesor o profesora de la Academia?

Cuando estuvimos en la gira de OT, Manu Guix vino con nosotros. Me acuerdo que Manu estaba en el camerino de los músicos, y ellos eran los únicos que tenían cerveza. Entonces, me acuerdo que yo me acercaba, tocaba a la puerta y decía: “Hola Manu. ¿Qué tal?…”, y ya sabía que iba a por una cerveza, y decía: “venga va”. Y llegaba un momento que se quedaban todos los músicos sin birras porque nos la habíamos bebido todas. No nos dejaban beber a nosotros, pero lo hacíamos de extranjis. Aunque bueno, era solo una cervecita, tampoco era que pilláramos un pedo descomunal.

En un periodo muy breve de tiempo se han hecho 3 ediciones de OT, siendo esta última muy afectada en cuanto a las audiencias. ¿Qué piensas de ello?

Pienso que es natural. Ya pasó con el primer OT de todos, que fue el boom, y algo que es más novedoso, sorprende más y tiene más seguimiento. Es normal que vaya decayendo. Lo difícil es mantenerlo. Creo que en nuestra edición lograron mantenerlo bastante. Yo tampoco era muy fan de la edición anterior, y no sabía la repercusión que tenía, pero pienso que la nuestra aguantó bastante bien, aunque con menos audiencia; creo yo, porque tampoco me he informado mucho de los números. Y esta tercera, tampoco me he informado, pero creo que también ha ido bajando… Creo que es lógico, para la gente ya no es algo tan novedoso. Y, aunque la gente tenga mucho talento, que evidentemente es así y han hecho muy buen casting, ya no es la novedad. Aunque sea un formato que tenga muchos seguidores y enganche mucho, esos son los que se mantienen, y después depende de la gente que lo vaya descubriendo, que puede ser más o menos.

¿Qué concursante de esta última edición (OT 2020) te gusta más?

Tengo dos concursantes que, por afinidad o gustos musicales, me veo más identificado, que son Flavio y Gèrard. Me gustan porque tienen un estilo que me gusta a mí. Por ejemplo, a Gèrard y a mí nos gusta Allen Stone, y he encontrado a muy poca gente que tenga eso en común conmigo, y también le gusta John Mayer, que justo el otro día puse ‘Stop This Train’ en Instagram y él comentó que es una de las canciones que más le gusta de él, y a mí también. Entonces, por eso tengo esa afinidad con ellos. Pero bueno, me gustan todos. Cada uno tiene su estilo.

¿Y qué crees que deberían hacer con las galas que faltan para terminar la edición, pausadas por el coronavirus?

Es una mala pasada. Yo me pongo en su piel (de los concursantes) y no veas… No poder acabar el programa, tener que quedarte en casa… Tiene que ser difícil eso. Y para el programa también tiene que ser un palo grande, porque ya tenían todo programado y esto te lo fastidia todo. A mí me gustaría que volvieran y, en la medida de lo posible, acabar como hubiera acabado. No sé si se podrá hacer, depende de muchas cosas. Pero creo que, para los concursantes, es lo que mejor les podría ir.

¿Qué proyectos tienes en mente a corto plazo?

Ahora estoy con temas administrativos, por decirlo de alguna manera, que van relacionados con la música. Porque hay promoción, inversión, y más cosas… Y, además, con temas artísticos, como es componer y trabajar en algunas canciones que me gustaría grabar. Pero, a la vez, dependo de la otra parte, porque nada es gratis. ¿Qué pasa? Que con este parón está todo estancado, y tengo reuniones y otras cosas pendientes que no puedo hacer hasta que todo esto acabe. Así que estoy un poco en el aire. A corto plazo, lo que me gustaría es sacar alguna canción más, sacar algún EP o un disco, y poder hacer conciertos enteros con mis canciones; aparte de hacer alguna cover, claramente. Pero, en definitiva, tener un repertorio grabado y sacado que me permita hacer conciertos con mis propias canciones.

Muchas veces nos imaginamos en situaciones concretas, si pudieras hacerlo en un futuro idealizado, ¿cómo te ves?

En una cama llena de billetes de 500 (entre risas). En verdad, me vería en un concierto; con gente que quiera venir, con un repertorio mío, disfrutando de hacer música, habiendo conocido gente, y habiéndome juntado con un grupo de músicos que me gusten y disfrutemos con lo que hacemos. Y, en definitiva, ir haciendo música, porque es lo que me gusta y a lo que me quiero dedicar. Sé que no es fácil, pero hay que seguir luchando por eso y estar ilusionado, que es lo que te mueve.

Y, para acabar, ¿te gustaría abrirte puertas en proyectos fuera de España?

Por supuesto. De hecho, me gustaría mucho hacer música en inglés, pero hay que ir por fases. A mí, la industria musical americana me alucina. Me encantaría cantar en otra lengua o que mi música llegara a un público de otra región, como Sudamérica por ejemplo. Creo que a cualquier cantante le gustaría que cuanta más gente escuchara su música, mejor. Tengo algunos sitios favoritos pero simplemente por haber viajado, por ejemplo Nueva York, si personas de allí me escucharan, sería un sueño, y también Argentina o China.

A continuación os dejamos con la entrevista en directo que hicimos con el cantante a través de Instagram

Deja un comentario