Análisis Críticas Series Internacionales

‘Line of duty’ y ‘Mare of Easttown’, las dos mejores series de lo que llevamos de 2021

Si el año pasado fue un gran año en lo que se refiere a la ficción patria e internacional, el inicio de este 2021 por desgracia no ha estado lleno de grandes estrenos y la mayoría de ellos no ha conseguido atrapar al espectador.

Sin embargo, hay dos ficciones que han logrado captar la atención semanal de sus espectadores y que además han logrado generar debate en redes sociales. Estas dos excepciones con ‘Mare of Easttown, creada por Brad Ingelsby, y ‘Line of duty’, creada por Mare of Easttown.

¿Qué tiene estas series para ir ganando semana a semana espectadores y generar tanto debate semanal? Y es que aunque no lo parezca, ambas tienen ciertos aspectos en común.

Thrillers con buen guión y sorprendentes plot twists

Uno de los aspectos que unen a ambas ficciones es el hecho de que ambas son thrillers y que se caracterizan por ir sorprendiendo al espectador con potentes cliffhangers a lo largo de los capítulos. Y es que van atrapando al espectador poco a poco. Y a diferencia de series, aquí los giros de guión están bien construidos y se van construyendo capítulo a capítulo dejando pequeñas pistas que el espectador logrará hilvanar al final de temporada. Y en ningún momento, el espectador siente que algo está forzado o es impostado.

La realidad de los temas que abordan.

Uno de los aspectos que comparten ambas, a pesar de tener tramas diferentes, es que hay mucha realidad, mucha alma en todo lo que nos cuentan. Si en ‘Mare of Eastown’ el punto de partida no es la resolución del asesinato en sí, por algo es lo último que vemos en el primer capítulo, sino el dotar de capas a sus personajes. Mare, la protagonista brillantemente interpretada por Kate Winslet, es una mujer real como cualquiera de nosotras y que en el momento de inicio de la serie se encuentra inmersa en una etapa de profundo dolor. Y se trata de un dolor que toda madre reconoce y entiende. Y se trata de una mujer marcada por la tragedia, no es perfecta ni quiere serlo como bien ella llega a afirmar en la serie: «Hacer las cosas bien está sobrevalorado». Es una mujer además que recorre a lo largo de los capítulos un proceso de reencontrarse consigo mismo y de conseguir perdonarse por algo de lo que ella no tuvo la culpa. Y es en su protagonista y sus conversaciones con su madre: Helen, la también sublime Jean Smart, y con su amiga Lori, la también brillante Lori Ross, rezuman sororidad y permiten  al espectador identificarse con ellas porque hablan de sus problemas cotidianos, de sus problemas para compaginar familia y trabajo o simplemente de los problemas cotidianos con los que lidian y sobre todo se apoyan, se escuchan y se ayudan mutuamente. Esa sororidad es algo que a veces se extraña en otras series o que a veces se trata de incluir en otras series de una forma forzada y en cambio en ‘Mare of Easttown está metido de una forma natural.

En el caso de ‘Line of duty’ el tema que trata es algo que por desgracia aquí en España conocemos bastante: la corrupción. Y es tratada de formas también muy realista y cruda. A veces no es la persona más lista la que va ascendiendo sino la que mejores contactos tiene y como siempre los poderosos son los últimos en caer ya que se valen de los peones para tapar sus pecados. Eso último quedó muy bien ejemplificado en el último capítulo de la última temporada. Y es que todos sabemos que H no es la persona que confiesa: Ian Buckells es no el verdadero H sino uno de los lacayos del verdadero H. Y es que como en la vida real, muchas veces por mucho que los héroes de la policía se dejen la piel dar con el corrupto, éste consigue escapar porque otro decide no delatarle a cambio de un trato favorable. E incluso, como vemos en los minutos finales, los propios protagonistas, esos héroes que delatan y persiguen a los corruptos, acaban siendo víctimas de la propia corrupción que los devora y no les deja continuar con sus investigaciones. 

El empoderamiento femenino

Otro rasgo de ambas ficciones es su apuesta por mujeres empoderadas, mujeres que ocupan puesto de responsabilidad. En ‘Mare of Eastown’, Mare es una policía de una pequeña localidad, y en ‘Line of duty’: Kate consigue ascender a detective inspector. Y ambas son retratadas como mujeres brillantes, inteligentes, humanas, capaces de sentir empatía por otras personas.  Y en el caso de ambas se habla de los problemas que tienen las mujeres para compaginar maternidad con su trabajo. Además, las relaciones de ellas con sus compañeras y compañeros de trabajo hablan de igualdad en el caso de Kate y su relación con Steve en ‘Line of duty’. En ningún momento la serie se plantea romantizar la relación entre ambos, son simplemente compañeros de trabajo, que se apoyan y ayudan mutuamente. Y en el caso de ‘Mare of Eastown’ su relación con sus compañeros va marcada por su relación de confianza en su jefe.

Un elenco en estado de gracia

Si algo caracteriza a estas dos ficciones es el gran nivel de su cast. En ‘Mare of Eastown’ lo que Kate Winslet, Jean Smart y Julianne Nicholson regalan al espectador es sencillamente sublime. Y es que no hay palabras suficientes para explicar lo que consiguen transmitir cuando lloran, cuando ríen o incluso cuando no dicen nada y simplemente observan. Este trío de actrices se merecen arrasar en la próxima temporada de premios porque han llenado de alma cada minuto en el que han aparecido en pantalla. Y en el caso de ‘line of duty’: Kelly Macdonald ha sabido dar vida de forma brillante a una enigmática y atormentada por su pasado: Joanne Davidson. Al trabajo de ella, se une la notables interpretaciones de Martin Compston, el atormentado Steve Arnot, Vicky McClure, la inmensa Kate Fleming: que en esta sexta temporada ha tenido a los espectadores en vilo por si se pasaba o no al lado oscuro de la fuerza, y Adrian Dunbar, quien interpreta perfectamente la templanza, el orden y a veces la desesperación de Ted Hasting.

Y es que estas ficciones demuestran que lo importante en una ficción es tener una buena historia, un buen guión, un buen cast y sobre todo unos personajes reales, unos personajes que se alejen de los estereotipos de la ficción.

Deja un comentario