Análisis Series Nacionales

Review del 4×01 de ‘Estoy vivo’: Un genial reinicio con grandes dosis de comedia y un poco de drama

‘Estoy vivo’ lo ha vuelto a hacer: y es que el primer capítulo de su cuarta temporada va a volver a cautivar y a sorprender por igual al espectador. La noticia contiene spoilers.

Si la temporada pasada la serie marcó un hito al ser capaz de iniciar la temporada con la impactante muerte de 3 de sus personajes, en este nuevo reinicio la serie vuelve por la puerta grande con un capi que mezcla nostalgia, drama, y sobre todo mucha comedia.

Hacía mucho tiempo que un capítulo de una serie española no me parecía tan divertido, original y conseguía captar mi atención de principio a final. Y es que esta nueva temporada promete emociones fuertes.

Y es que la serie golpea desde inicio a través de la narración de Márquez, que nos recuerda que en estos tiempos que nos han tocado vivir lo más importante es disfrutar de los buenos momentos con los nuestros ya que el tiempo pasa rápido. Además, nos introduce de forma rápida en los grandes cambios que tuvieron lugar tras el desenlace de la tercera temporada. El primer gran cambio es que Laura, interpretada por la inmensa Cristina Plazas, ya no es nuestra Laura porque murió para la gente que la conoce. ¿Significa eso que ya no tenemos a Laura? no, porque Laura se reencarna en su hermana melliza Marta Beltrán. Cristina Plazas, que estrena nuevo look, se convierte en la luz del capítulo ya que aporta el toque de humor en sus escenas con Márquez, y que escenas más bonitas y cuánta química tienen Cristina Plazas y Javier Gutiérrez en pantalla. También es la luz del capítulo porque es la que ofrece consuelo, es el apoyo constante no sólo de Márquez sino también de Iago. Y además, su asociación con Sebas montando un negocio a buen seguro nos va a dar grandes momentos. El otro gran cambio va a tener como protagonista a Márquez, interpretado por Javier Gutiérrez. Y es que Márquez asciende esta temporada de rango y va a tener que lidiar con ser el jefe. Y es que en este primer capítulo Javier Gutiérrez demuestra que se mueve como pez en el agua en el terreno cómico y en el terreno dramático. Y es que si Laura es el corazón de la serie, Márquez es el alma, la esencia de la serie. Y no me voy a olvidar de Iago, interpretado por Alejo Sauras. Iago ha dejado atrás ese niño inocente de temporadas anteriores. Iago ya es un hombre maduro que tiene una gran conexión con Márquez y con su familia, a los que trata de proteger. 

La otra gran trama del episodio está centrada en Susana, la hija de Márquez y Laura. Si la temporada pasada murió para tratar de justificar la ausencia de Anna castillo. La serie vuelve a demostrar que tiene un gran equipo de producción y sobre todo de guión y se las arreglan perfectamente para justificar su ausencia. Una ausencia que a raíz del giro final del primer capítulo de esta temporada parece definitiva. Aún así, la serie consigue construir una trama interesante, a veces un tanto dramática y a la vez divertida en torno a su ausencia.

Y es que como en su día dijo Daniel Écija, la clave de la serie son los vínculos, las conexiones emocionales entre los personajes. Así, los vamos a ver reír, llorar, apoyarse y ayudarse mutuamente debido a la falta de noticias de la pasarela provocadas por el apagón. Ese apagón, que provoca una de las escenas más hilarantes de la serie: con Márquez, Sebas y Carlota infiltrados en Radio televisión española, con cameo de Anne Igartiburu incluido, y que concluye con Márquez y Sebas siendo protagonistas del parte meteorológico. A pesar de ese tono cómico, que rodea gran parte del episodio, el drama va a hacer acto de tragedia a mitad del capítulo para recordarnos que un padre y una madre nunca dejan de preocuparse por un hijo aunque éste sea adulto y tenga su propia vida. 

En resumen, un capítulo que hará las delicias de los fans de la serie, y en el que habría que destacar las interpretaciones del siempre excelso: Javier Gutiérrez, de él son algunas de las escenas cómicas del capítulo y dramáticas del episodio, la siempre sobresaliente Cristina Plazas, que irradia luz durante todo el capítulo, y Alejo Sauras. Y no menos importante, destacar la química entre Jesús Castejón y Javier Gutiérrez, una de las relaciones de amistad más bonitas que tiene la serie. Y por último destacar ese guiño a Luis Aragonés y a la Eurocopa 2008 con la que se inicia el capítulo.

Deja un comentario