Noticias

‘Years and Years’, la visionaria miniserie británica se estrena el 6 de diciembre en Movistar+

Este drama familiar es también una distopía sci-fi que muestra un futuro cercano demasiado realista. En el abrumador lapso de 15 años, los Lyon –cuatro hermanos y sus respectivas familias– son testigos (y en ocasiones víctimas directas) de los convulsos cambios políticos, sociales y tecnológicos que arrasan Europa. El auge de los populismos extremos y la xenofobia, la evolución humana ligada a las nuevas tecnologías digitales, la caída de los bancos, las crisis de los refugiados, el poder de las ‘fake news’, los movimientos antisistema y la debacle de la democracia occidental tal y como la conocemos. Porque el futuro… era esto.

SINOPSIS

Manchester, 2019. Mientras en Reino Unido una desconocida política llamada Vivienne Rook (Emma Thompson, ‘Love Actually’) gana popularidad como la nueva promesa de los británicos, la familia Lyon se reúne para recibir a un nuevo miembro del clan, el hijo de Rosie. La menor de los hermanos Lyon (Ruth Madeley) es una mujer dicharachera y activa a la que estar postrada en silla de ruedas y ser madre soltera de dos hijos de padres desconocidos no le supone ninguna barrera.

Su hermano Stephen (Rory Kinnear, Black Mirror), el mayor de los cuatro, es un asesor financiero que vive en Londres junto a su mujer, Celeste (T’Nia Miller, La maldición de Bly Manor), y sus dos hijas, Ruby y Bethany (Jade Alleyne y Lydia West), esta última en plena crisis de identidad. Daniel (Russell Tovey, The Sister) trabaja como funcionario de Vivienda para el Gobierno y está a punto de casarse con su novio, Ralph (Dino Fetscher, Humans).

Edith (Jessica Hynes, Spaced), la hermana mayor, es la gran desaparecida: una activista que siempre ha estado en el ojo del huracán de las luchas políticas más mediáticas. Cinco años después, el día en que los Lyon se reúne en casa de Muriel (Anne Reid, Last Tango in Halifax), la abuela y matriarca de la familia, para celebrar su cumpleaños, el rumbo del mundo cambia radicalmente cuando EE UU decide lanzar un misil nuclear contra una isla de China. Esto es sólo el principio…

Deja un comentario